Actualidad
La primera vacuna de ADN autorizada en el mundo es para covid

La primera vacuna de ADN autorizada en el mundo es para covid

La aprobación se dio en la India, un hecho que favorecería el desarrollo de vacunas similares para otras enfermedades.

La vacuna ZyCoV-D tiene un 67 % de protección contra el covid-19 sintomático y necesita un mínimo de tres dosis.

 

Como “una primicia mundial” fue informada por la revista científica Nature la aprobación de la vacuna de ADN contra el SARS-Cov-2 en India. La ZyCoV-D, desarrollada por la empresa farmacéutica india Zydus Cadila, es la primera vacuna de ADN aprobada en el mundo para ser aplicada de forma masiva en humanos.

Los estudios alrededor de este tipo de biológicos no son nuevos, tienen historia. “Se han hecho muchos ensayos clínicos en humanos, por ejemplo, para la malaria. Lo que pasó en ese momento fue que no mostraron la eficacia que se esperaba”, cuenta Gloria Inés Sánchez Vásquez, PhD en Microbiología Molecular e Inmunología, docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia.

 

Vacunas como las de virus modificados o bacterias vivas acapararon la atención de los científicos e investigadores. “Descuidamos un poco la vacuna de ADN. Además, las compañías farmacéuticas no invirtieron en ese entonces y el desarrollo de la investigación se mueve por la inversión. Había otras prioridades”.

Hoy la prioridad a nivel mundial es dar solución a la pandemia causada por la covid-19, distintos esfuerzos y recursos están volcados hacia ese objetivo. No por poco, las vacunas de ARN mensajero, utilizadas por Pfizer y Moderna, también comenzaron a aplicarse por primera vez de forma masiva en el marco de la emergencia sanitaria. Su aprobación fue hecha por la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido el 2 de diciembre del 2020.

 

¿Cómo funciona?

Como todas las vacunas que están aprobadas hasta la fecha, la de ADN trabaja con la información genética que codifica a la proteína spike del virus (ver infografía), aquella que, sin causar enfermedad, desencadena una respuesta inmune en el organismo.

 

Vacuna de ADN (ZyCoV-D, de Zydus Cadila)

 

  1. Se extrae el ARN del SARS-Cov-2 (el que codifica a la proteína viral), se conviertea ADN y se introduce en un plásmido (elemento genético de ADN circular).
  2. El plásmido es aplicado intradérmicamente y llega al interior de la célula (núcleo).Allí se produce el ARN mensajero del gene del SARS-Cov-2..
  3. La célula transfectada fabrica copias de la proteína viral.
  4. El sistema inmune reconoce las proteínas virales y fabrica los anticuerpos.

Con la vacuna de ADN lo que cambia es la manera en que esa información es llevada hasta las células. En el caso de Astrazeneca el vector (o vehículo) que lleva la información es un adenovirus, en el caso de Pfizer es una membrana lipídica, y en el caso de la vacuna de ADN (ZyCoV-D) se trata de un plásmido. “Los plásmidos son elementos circulares de ADN. Están naturalmente en las bacterias y son modificados de manera que sean completamente aceptados por las células eucariotas (humanas)”, explica Sánchez.

 

Igual que sucede con las vacunas que se han estado aplicando durante más de ocho meses en el mundo, las de ADN no modifican de manera definitiva la información genética propia. “Ese ADN básicamente estará de forma transitoria, ingresa a las células, pero a medida que estas van cambiando (se van dividiendo y pasa el tiempo) ese ADN se va perdiendo”, solo queda desencadenada la respuesta inmune, agrega Carlos Javier Alméciga Díaz, PhD en Ciencias Biológicas y director del Instituto de Errores Innatos del Metabolismo de la Pontificia Universidad Javeriana.

 

Los beneficios

 

En comparación con los demás tipos de vacunas, las de ADN son más sencillas de producir y necesitan menos recursos. Pueden aislarse grandes cantidades de plásmidos y hacer crecer grandes cantidades de bacterias in vitro, es decir, en el laboratorio. “Prácticamente es utilizar las bacterias para que trabajen produciendo en el laboratorio el plásmido que porta el gen de interés con el que luego voy a vacunar”, dice Sánchez.

 

Así mismo, se trata de una tecnología muy estable: no necesita de temperaturas extremas para preservarse (como sí ocurre con las de ARN mensajero, que deben estar casi a -80 grados centígrados). “Eso ofrece una oportunidad para que sean distribuidas entre las poblaciones más alejadas, que no tienen la posibilidad incluso de que les llegue la cadena de frío”, agrega.

 

Por su parte, Alméciga señala que el plásmido como vector tiene una ventaja con respecto a los demás: se puede incluir más información, “entonces eventualmente podrían incluirse variaciones, otras partes del virus, para generar una mejor respuesta inmune”. Por ahora la información que lleva es la misma de las demás vacunas: la proteína spike.

 

Retos adicionales

 

De acuerdo con los ensayos clínicos, este biológico tiene un 67 % de protección contra la covid sintomática y necesita un mínimo de tres dosis. “De las desventajas que siempre identificamos con las vacunas de ADN fue que no lograban producir una respuesta inmune tan efectiva como la de ARN”, dice Sánchez.

 

Sin embargo, añade que el avance no deja de ser significativo, “ahora es importante proteger a la población, aunque sea en un 70 %. La escasez de vacunas podría ser grave, este es otro componente que ayudaría a que se amplíe la cobertura mundial”.

 

De igual modo, el hecho de que se necesiten tres dosis para alcanzar la eficacia deseada podría tener un impacto en la logística. “Ahora con dos dosis se ha visto complicada la vacunación en algunas ocasiones”, dice Alméciga, lo positivo está en que “los ensayos de efectividad se hicieron cuando estaba circulando la variante delta en India”, es decir, que su eficacia es esencialmente contra esa variante, una buena noticia debido a que ha mostrado ser más contagiosa que las demás.

 

El avance del tiempo, las investigaciones y el uso de adyuvantes podrían mejorar su eficacia. A día de hoy, cerca de una docena de vacunas de ADN contra covid-19 se encuentran en ensayos clínicos en todo el mundo, dos de ellas han entrado en ensayos de última etapa: la de la empresa japonesa AnGes, con sede en Osaka; y la de Inovio Pharmaceuticals, en Plymouth Meeting, Pensilvania.

 

A continuación el mecanismo de acción de las que están siendo aplicadas en este momento en Colombia.

 

Vacuna de ARN mensajero (Pfizer y Moderna)

  1. Un fragmento de ARN del SARS-Cov-2 es transportado en burbujas aceitosas hechas de nanopartículas de lípidos.
  2. Con la vacunación el ARN ingresa a las células.
  3. La célula transfectada fabrica copias de la proteína viral (proteínas de espiga).
  4. El sistema inmune reconoce las proteínas virales y fabrica los anticuerpos.

 

Vacuna de vector viral (Janssen y Astrazeneca)

  1. El genoma de un virus como el Adenovirus se modifica con un fragmento del genoma del SARS-Cov-2.
  2. Con la vacunación el ARN ingresa a las células.
  3. La célula transfectada fabrica copias de la proteína viral (proteínas de espiga).
  4. El sistema inmune reconoce las proteínas virales y fabrica los anticuerpos.

 

Vacuna de virus inactivado (Sinovac)

  1. El virus SARS-Cov-2 está inactivado (muerto, no puede replicarse) y conserva sus proteínas virales (proteínas de espiga).
  2. Con la vacunación el virus inactivado ingresa y las células presentadoras de antígenos lo detectan y exponen la proteína viral.
  3. El virus SARS-Cov-2 está inactivado (muerto, no puede replicarse) y conserva sus proteínas virales (proteínas de espiga).

 

A nivel epidemiológico

 

En la medida en que el virus se siga transmitiendo masivamente de persona a persona, hay más probabilidad de que acumule mutaciones, “se generan nuevas variantes que, en ocasiones son más transmisibles, afectan a mayor número de individuos e incluso pasan por debajo del radar del sistema inmune”, enfatiza Ángel Muegues Sala, toxicólogo y epidemiólogo de la Fundación Universitaria del Área Andina.

 

En ese sentido, la disposición de distintas vacunas, opciones y formas de producirlas, permite tener un mayor “arsenal armamentístico. Esta nueva vacuna cumple con eso. Siempre será positivo contar con más opciones, sobre todo en países en vía de desarrollo como el nuestro”, que no tienen una infraestructura tan sofisticada para la producción de vacunas de otro tipo.

 

Por ahora, la ZyCoV-D solo será administrada en India. “Lo que nos muestra esto es que hay otras alternativas, pero por ahora su uso está limitado al país que le dio la aprobación”, comenta Leonardo Arregocés, director de Medicamentos y Tecnologías en Salud del Ministerio de Salud y Protección Social.

Actualmente se están desarrollando y probando vacunas de ADN para la influenza, el virus del papiloma humano, el VIH y el Zika. Este hecho reciente da esperanza a los investigadores porque podrían desarrollarse biológicos como este para otro tipo enfermedades como el cáncer o las causadas por virus como el citomegalovirus y el virus sincitial respiratorio.

 

Por:Laura Franco Salazar/Periodista/ Periodico El Colombiano.

Septiembre/2021

 



Fuente:
Periódico el Colombiano, edición virtual

En Equipos y Laboratorio de Colombia estamos listos para asesorarle.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Redes sociales
Síguenos en Facebook Instagram Síguenos en Twitter Síguenos en Linkedin Conversemos aquí Llámanos en este momento para atenderlo.

Contáctenos
Teléfono(57)+604 4480388

Titulo..

Mensaje..

×